Bolsitas NESTLÉ NATURNES

Finalizada

Testamig@s, estamos seguros que uno de vuestros principales objetivos como padres es que vuestros hijos tengan una alimentación equilibrada y sana desde sus primeros meses de vida. Así, en el momento de introducción de la alimentación complementaria, tenemos la oportunidad de empezar a inculcarles hábitos alimentarios saludables que serán clave para su vida adulta.

  1. Sentar las bases de los hábitos saludables durante la introducción de la alimentación complementaria. Entre los 4 y los 6 meses el bebé deja de alimentarse exclusivamente de leche (materna preferiblemente) para comenzar a introducir nuevos alimentos, sabores, texturas, etc. Según un estudio reciente del Centro de Investigación NESTLÉ, en colaboración con la Universidad de Borgoña, los hábitos alimentarios tempranos -es decir, a partir de los 5 meses de edad- influyen en sus preferencias alimentarias a largo plazo.
  2. Apuesta por las frutas y verduras a edades tempranas. Es importantísimo que, en el momento de la diversificación alimentaria, los bebés descubran nuevos sabores; el consumo frecuente -al menos una vez al día- de frutas y verduras hará que éstas se conviertan en alimentos básicos de su dieta tanto en esta edad como en su vida adulta. Además, al introducir tan tempranamente algunos tipos de frutas y verduras facilitará la predisposición a probar otras nuevas en los meses venideros.
  3. Evita el exceso de sal y azúcar en sus comidas.Los expertos recomiendan no añadir sal o azúcar a los alimentos para “enmascarar” sabores que al bebé no le agraden ya que, a largo plazo, ello dificultará la aceptación de otros alimentos.
  4. Añade paciencia y constancia a todo. Si en un primer momento no quiere la comida nueva que le das a probar, ¡no te desesperes! Está demostrado que la repetición de ese alimento (hasta 8 veces) aumenta la aceptación del mismo. Ármate de paciencia y sigue ofreciendo ese alimento en distintas ocasiones para que lo acepte mejor y lo incluya en su dieta tanto ahora como en su vida adulta.
  5. Varía al máximo su dieta. La variedad de verduras y de los alimentos en general de la alimentación diaria del bebé son importantísimos para que aumente la aceptación de nuevos alimentos. Así pues, una nutrición saludable y equilibrada desde sus primeros meses de vida será la base para tener buenos hábitos alimentarios en su vida adulta.

¿Qué os han parecido los consejos? Seguro que ya los aplicáis, pero nunca está de más recordarlos por si se nos pasa alguna cosita por alto, ¿verdad?