BUITONI RIPIENI CREMOSI

Finalizada

La pasta fresca es un tipo de pasta muy especial,se ha pensado, desarrollado y producido con un mimo especial y requiere ser cocinada del mismo modo. En este post daremos algunos trucos para que los BUITONI RIPIENI CREMOSI queden de 5 estrellas.

¿Alguna vez, al servir los raviolis, el relleno se os ha salido de la pasta y los habéis encontrado sueltos por el plato? ¿Se os pegan unos con otros? ¡Ahora mismo os damos unos consejos básicos para que los BUITONI RIPIENI CREMOSI queden perfectos.  Los testamigos seréis auténticos chef de la pasta fresca. Y es que debe mimarse desde que la compramos hasta que la servimos.

1- Vigilad que no se rompa la cadena de frío. No dejéis la compra en el coche durante mucho rato y usad bolsas térmicas para ayudar a mantener la temperatura durante el transporte. Lo ideal es hacer la compra y llevar los alimentos frescos a la nevera en el mínimo tiempo posible.

2- Los BUITONI RIPIENI CREMOSI, al ser un producto fresco, tienen una fecha de caducidad corta en el tiempo. Cuanto antes lo consumáis, mejor os quedará y más rico lo encontraréis.

3- Hervir pasta fresca con relleno también debe hacerse con mimo. Cuanto más fuerte esté el fuego y más burbujas tenga el agua, más se moverán y golpearán  los raviolis entre sí haciendo que se rompan. Lo ideal es llevar el agua a ebullición y bajar el fuego a la mínima potencia en el momento de cocer la pasta. Depositad los BUITONI RIPIENI CREMOSI en la olla con cuidado y dejadlos hervir los minutos indicados en el pack. 

4- Uno de los consejos más importantes viene ahora: Para sacarlos de la olla, usad la espumadera. ¡No vertáis el contenido de la olla en el colador, podrían romperse con facilidad!

5- El acompañamiento ideal para vuestros BUITONI RIPIENI CREMOSI es un poco de aceite de oliva. Si os encanta la salsa y no queréis renunciar a ella, busca d un tipo de salsa que case a la perfección con el relleno. Si ponéis una salsa muy intensa, como una salsa de tomate frito, camuflaréis el sabor del relleno y no apreciaréis realmente el delicioso sabor y la exquisita textura de los RIPIENI CREMOSI. Podéis buscar vuestra salsa ideal entre las que ofrece BUITONI. 

6- Por último pero no menos importante: comed los raviolis una vez servidos y aún calientes. Si los dejáis enfriar, corréis el riesgo de que se peguen o de que pierda esa textura tan auténtica.

¿Qué os han parecido estos consejos, los conocíais? ¿Soléis cocinar la pasta fresca con el mimo que se merece?