Kleenex® Navidad

Finalizada


Kleenex®, desde siempre a tu lado


Descubre cómo las toallitas Kleenex® viajaron desde un laboratorio hasta llegar a cada casa de América.


En los años 20, Kimberly-Clark, un fabricante de papel, se expandió y desarrolló el uso del papel crepé en la fabricación de su primer producto para el consumidor, Korex. En aquellos momentos los productos para la higiene femenina no tenían demasiada acogida en el mercado, por eso la compañía tuvo que buscar otras maneras de utilizar aquella gran cantidad de papel crepé. Cambiando las mezclas de ingredientes y usando diferentes pulpas, los científicos crearon un papel mucho más suave, y así nació la idea de las toallitas faciales Kleenex®. Aunque las toallitas Kleenex® fueron ideadas como pañuelos desechables, nadie sabía aún qué podía limpiar con ellas. El mismo equipo Korex que las había desarrollado pensó en cómo comercializarlas, y su primera idea fueron las necesidades femeninas, incluyendo el aumento del uso de cosméticos. 


Podéis encontrar más información sobre la interesante historia de Kleenex® en: www.kleenex.es


Contádnos, ¿cómo Kleenex® forma parte de vuestra vida? ¿Tenéis alguna anécdota?