Mimosín Intense

Finalizada

¡Hola, testamig@s! ¿Cómo lleváis la Fase de formación? ¿Ya tenéis muchos testa-tickets en vuestro haber? ¡Seguro que sí! 

Hoy vamos a seguir conociendo los secretos de los suavizantes Mimosín. Por ello, hemos creído conveniente hablar sobre cómo actúa un suavizante y cuál es la mejor manera de usarlo para que nuestra colada quede siempre suave y con una fragancia agradable y duradera.

La principal misión del suavizante para la ropa es evitar que las prendas se desgasten demasiado rápido ya que acondiciona cada fibra del tejido manteniendo su elasticidad natural.

Los suavizantes Mimosín contienen una fórmula especial para ofrecer unos perfumes agradables y duraderos que dejan tus prendas frescas y perfumadas; por ello, hace que sean más fáciles de llevar y que duren por más tiempo.

Para usar correctamente el suavizante, échalo primero en el tapón dosificadorque todas las botellas Mimosín incluyen. Después, viértelo en el cajetín correspondiente de tu lavadora y deja que ésta haga el resto. Una vez terminado el ciclo de la lavadora asegúrate que la ropa se seque completamente; al tenderla potenciarás el frescor duradero del suavizante Mimosín.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que el suavizante no entre nunca en contacto directo con la ropa ya que tiene que estar diluido primeramente con agua (tal y como ocurre dentro de la lavadora) porque si no podría dejar manchas en la ropa. También hay que procurar dejar las botellas de suavizante alejadas de la luz del sol y conservadas a temperatura ambiente para que no se espese.

Así pues, y por poner un ejemplo cotidiano, el suavizante para la ropa es como el acondicionador del cabello: suaviza y refresca y protege los tejidos para que las prendas huelan a limpio por más tiempo. ¿A que ahora os apetece más aún probar el nuevo Mimosín Intense en vuestra próxima colada?