Monólogo

Finalizada


¡Hola, testamig@s! ¿Cómo está yendo la búsqueda de Monólogo para el reto del Cool Hunter? Seguro que ya tenéis vuestra imagen subida al concurso; si aún no lo habéis hecho, ¡no os despistéis! ¡Un estupendo premio está en juego!

Mientras seguimos jugando y participando en el foto-concurso, ¿qué os parece aprender algunas cositas más sobre Monólogo y sus distintas variedades? 

Un buen análisis de vinos se estructura en tres fases: Fase visual (color),Fase olfativa (aroma) y Fase gustativa (sabor). Vamos a convertirnos en catadores de vinos por un momento y analizamos así las variedades de Monólogo desde estos tres ángulos.

La gama de Monólogo cuenta con tres variedades de vino para llegar a todos los gustos y convertirse en el maridaje perfecto para cada ocasión. Como ya sabéis, el tinto de Monólogo es un Rioja Crianza elaborado íntegramente con Tempranillo, envejecido durante 12 meses en barrica de roble francés y americano, y de gran complejidad de aroma y gusto. Un catador de vino diría de él que es de un color rojo granate brillante y de intensidad media; que desprende un agradable aroma a vainilla, torrefactos, pimienta y canela con unas leves notas de fruta roja madura. Además, en boca, es amable, de gran intensidad y con una buena armonía entre alcohol, acidez y estructura, todo ello con una sensación tánica, madura y pulida.

El blanco Rueda Verdejo de Monólogo es un vino elaborado 85% con uvas de la variedad Verdejo y 15% Viura. Es de un color amarillo pajizo con matices verdoso-acerados, limpio y muy brillante. Encierra una aroma complejo e intenso en el que predominan el carácter floral y el de las frutas blancas como la manzana verde y la pera, a lo que le acompañan elegantes notas de monte bajo y de sutiles recuerdos a lavanda e hinojo. Su sabor es fresco, amplio sabroso, de buena acidez y persistente, de largo regusto y con el toque amargo característico de la variedad Verdejo.

El rosado Monólogo está elaborado íntegramente con uva de la variedad garnacha y con denominación de origen Navarra. Es de un color rosa pálido, limpio y muy brillante. Su aroma es complejo e intenso, en el que predominan el carácter varietal, cítricos, frutas de hueso -como el albaricoque y el melocotón-, y elegantes notas a golosina, además de sutiles recuerdos florales a rosa y jazmín. Tiene un sabor fresco, amplio y sabroso con moderada acidez y un persistente y largo regusto en el que vuelven a aparecer las notas frutales y cítricas.

¡Uau! Sólo con leer las notas de cata de Monólogo ya casi podemos saborear cada una de sus variedades. ¡Nos hemos sentido como un verdadero somelier!

En breve os daremos algunos consejos para saber elegir cada variedad según la ocasión así que no os perdáis toda la información que os vamos dando en el blog ya que creemos que os será de gran ayuda para la campaña y ¡para vuestro día a día!